Para disfrutar de un estado optimo de salud, es imprescindible entre otras cosas,  mantener nuestro  sistema inmunológico reforzado y afinado.

Especialmente en los días que estamos viviendo, en los que existe una alarma sanitaria que desencadena miedo, estrés y ansiedad en muchas personas, provocando una alarma social generalizada; necesitamos más que nunca, disponer de los recursos suficientes para mantener nuestra salud, y  actuar con inteligencia y sentido común.

Te voy a compartir las claves para potenciar la salud y el bienestar y como la Terapia Biodinámica Craneosacral es una ayuda excelente en estas ocasiones.

“A medida que comienzas a sanar tu yo interior, alteras tu sistema inmunológico”   – Dr. Wayne Dyer, Médico, escritor y filósofo.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es un conjunto unificado  de células, tejidos y órganos cuya función es actuar como sistema defensivo para mantener el equilibrio interno frente a las agresiones, ya sean estas externas ,(virus, bacterias, hongos, , parásitos contaminantes, radiaciones) o internas (células cancerosas).

Siempre que puede evita que los agentes patógenos entren en el organismo y si no consigue evitarlo, los localiza en el interior para neutralizarlos. 

¿Cómo sabemos si nuestro sistema inmunológico esta debilitado?

Además de las pruebas medicas, podemos sospecharlo cuando:

  • Sensación decansancio frecuente y nos cuesta vitalizarnos
  • Tenemos infecciones con frecuencia
  • Constipados reincidentes
  • Tardamos en recuperarnos de las enfermedades o estas se agravan
  • Sentimos fiebre a menudo
  • Se activan las alergias antiguas o aparecen por primera vez
  • Caída del cabello
  • Cuesta cicatrizar

¿Qué lo debilita?

  • Alimentos ultra procesados
  • Consumo de estimulantes, alcohol y tabaco
  • El estrés, la ansiedad
  • La falta de actividad
  • El poco descanso
  • El miedo
  • Estilo de vida acelerado

¿Cómo reforzar el Sistema inmunológico?

Nuestra forma de vivir, nuestros pensamientos y emociones afectan de forma positiva o negativa a nuestro sistema inmunológico. Aprendamos lo que nos ayuda a sentirnos saludables y ¡hagámoslo!, pues solo con saberlo no será suficiente.

Las claves para reforzar el S. Inmunológico son:

La Respiración diafragmática y la contención de la respiración.

“Cuando respiramos profundamente, es fácil sentir lo bueno que es el mundo, lo justo y lo hermoso. Estamos inspirados. Qué trágico es, entonces, que tan pocas personas respiren libremente y bien” – Alexander Lowen

Durante miles de años se ha practicado y estudiado los beneficios de la respiración y se ha constatado empíricamente, y gracias a los avances científicos, ahora tenemos evidencias contrastadas de que la respiración profunda abdominal combinada con la retención del aire, ayuda a mejorar nuestro sistema de defensas.

La respiración profunda moviliza el diafragma que a su vez actúa sobre los órganos y glándulas internos, mejorando así la circulación sanguínea y sobre todo linfática y por lo tanto, incrementa la movilidad de los glóbulos blancos, encargados de combatir las infecciones.

Una secuencia a experimentar es:

  • Inspirar durante 5 segundos
  • Retener durante 10 s
  • Exhalar 7 s
  • Retener 5 s

Por supuesto este ciclo tienes que adecuarlo a tu propia comodidad y no forzarlo sin supervisión autorizada.

Puedes practicarlo siguiendo este video.

Strengthen Immunity In 4 Minutes With This Science-Based Pranayama Practice

https://www.youtube.com/watch?v=bfYmwHzK9os&feature=emb_title

Practica ejercicio de forma regular

“Los que piensan no tener tiempo para el ejercicio, más tarde o temprano, tendrán que hacerse tiempo para la enfermedad” – Edward Stanley

El hacer ejercicio de forma moderada consigue que de forma similar a la respiración profunda, los glóbulos blancos y anticuerpos se movilicen con mayor velocidad y por lo tanto, puedan localizar y combatir a los patógenos con mayor eficacia.

La práctica del deporte o la vida activa también disminuye la hormona del estrés (cortisol) y esto es de gran importancia pues cuanto mas altos son sus niveles de forma mantenida, peor actúa el sistema inmunológico y a la vez, se estimula la producción de hormonas de la felicidad (serotonina, dopamina, encefalina y endorfina) que promueven una sensación de paz bienestar.

Cuida tu alimentación

“Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina” –  Hipócrates

Sabías que aproximadamente el 80% del sistema inmunológico se encuentra en el tejido linfoide asociado al intestino, y que por lo tanto, la alimentación influye en gran medida sobre su capacidad de respuesta, favoreciendo o dificultando la salud en general.

Existen muchas evidencias que nos animan hacia una dieta rica en alimentos naturales como frutas, verduras, hortalizas, y granos enteros, aceite de oliva, frutos secos y grasas saludables. Algo similar a la dieta mediterránea.

No te dejes arrastrar por el estrés

“La mejor forma de reducir el estrés consiste en No anticipar problemas o preocuparse por lo que a lo mejor nunca sucederá” – Benjamín Franklin.

Ante una amenaza o peligro percibido, el hipotálamo activa el sistema de alarma corporal enviando una serie de señales nerviosas y hormonales que activan las glándulas suprarrenales a generar las hormonas del estrés(cortisol y adrenalina)

Este sistema suele auto limitarse y en cuanto termina el peligro se restaura la normalidad, pero cuando se tiene la impresión de estar en peligro constante esta activación hormonal se mantiene en el tiempo causando importantes perjuicios para la salud.

El cortisol disminuye las funciones que no son imprescindibles para la supervivencia instantánea como los sistemas inmunológico,  digestivo y reproductor, junto con los procesos de crecimiento y aumenta los azucares en sangre.

La adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca, eleva la presión arterial y aumenta los suministros de energía.

Estas respuestas hormonales son las apropiadas para disponer de energía para una respuesta rápida que nos ayude a salvar la vida y nefastas si se mantienen de forma indefinida.

Duerme lo suficiente

 “Quien a su tiempo descansa, rinde el doble y no se cansa.” – Refrán popular

La vida acelerada nos limita el tiempo del sueño, e incluso cuando descansamos o dormimos, no lo hacemos en profundidad, y es importante tener en cuenta que falta de sueño obliga al cuerpo a generar cortisol para mantenerse despierto, lo que disminuye la eficacia del sistema inmunológico.

El dormir al menos siete horas durante la noche es el refuerzo natural de nuestras defensas y ayuda a:

  • Mejorar el funcionamiento de la memoria
  • Protege el corazón
  • Se normalizan las hormonas del estrés
  • Se estimulan las funciones reparadoras
  • Produce relajación física y mental

Recibe sesiones de Terapia Biodinámica Craneosacral

“La fuerza natural que se encuentra en cada uno de nosotros es nuestro mejor médico” – Hipócrates

Los cinco aspectos que acabamos de abordar para potenciar el sistema inmunológico (respiración – ejercicio – alimentación – gestión del estrés y descanso) dependen de cada uno de nosotros, es muy fácil tenerlos en cuenta y realizarlos y por la misma razón, es muy sencillo no hacer nada.

Es por ello que te animo encarecidamente, a que te pares de vez en cuando y revises tus propios pensamientos y acciones, para descubrir si estas caminando conscientemente en la dirección que tu estimes más conveniente para tu salud, o sencillamente, te ves arrastrado por la vida cotidiana sin saber muy bien hacia donde nos lleva.

Además de lo que podemos hacer por nosotros solos, también nos es de gran ayuda el encuentro con otras personas para sentirnos escuchados, apoyados, entendidos, acogidos…

En ocasiones nos sentimos desbordados por las situaciones y nos resulta difícil restablecer nuestra salud y bienestar por nosotros solos. En estos momentos es de especial ayuda, el papel de los terapeutas entrenados en reconocer y potenciar nuestros recursos y capacidades.

Terapia Biodinámica Craneosacral con Javier de María en Elche Alicante

La Terapia Biodinámica Craneosacral es una forma de  ayudar a la personas a relajarse y potenciar sus procesos naturales de reequilibrio y curación.

El terapeuta craneosacral “NO” pone el foco de su atención en buscar la enfermedad o los síntomas que esta exprese, “NO” busca donde está el dolor o la disfunción y “NO” se esfuerza por descubrir el estrés o la ansiedad.

El terapeuta craneosacral “SI” se centra en reconocer, sintonizar y potenciar la expresión de las fuerzas naturales, que residen dentro de cada uno de nosotros, y  son las encargadas de reparar, regenerar y en general, promover la salud  y la felicidad.

El terapeuta craneosacral procura aquietarse y relajarse, lo que  genera una resonancia con la que puede sintonizar el cliente.

Ayuda a crear un ambiente acogedor, seguro  y empático donde la persona pueda permitirse ser ella misma sin miedo a ser juzgada y le sea más sencillo, explorar su propio mundo interior sintiéndose acompañada y cuidada.

El terapeuta craneosacral mediante su presencia serena y empática, y la creación de un entorno facilitador, pone el foco de su atención en el equilibrio que se genera entre la Quietud y el Movimiento.

La quietud es la experiencia donde Descansar y Ser, y el lugar donde generar la posibilidad del cambio.

El movimiento es la expresión natural de la vida y donde algo se atasca la salud no fluye con facilidad. Sintonizar con los ritmos profundos promueve la expresión de las fuerzas sanadoras.

Si conoces las Terapia Biodinámica Craneosacral ya lo has experimentado por ti misma, por ti mismo. Durante la sesión es muy sencillo conectar con una experiencia de profunda relajación, en la que se activa la capacidad de autorregulación tanto a un nivel fisiológico como psicológico y espiritual.

Cuando la sesión termina queda una sensación de sentirse mucho mas integrado,  feliz y saludable; lo que sin duda consigue disminuir el estrés y potenciar el sistema inmunológico.

 

Si aún no lo has probado, te animo a que lo hagas,  seguramente te sorprenderán sus beneficios. Puedes consultar aquí lo que dicen otros que ya lo han probado.

En general la Terapia Craneosacral te ayuda a:

  • Regular el sistema nervioso
  • Mejora la movilidad de los fluidos corporales
  • Facilita la toma de conciencia
  • Promueve la actividad de la homeostasis corporal
  • Disminuye la ansiedad, depresión y estrés
  • Colabora en potenciar el sistema inmunológico
  • Aumenta la sensación de conexión espiritual
  • Mejora la conexión interpersonal
  • Acrecienta la confianza y serenidad
  • Contribuye a distender el tono muscular
  • Libera la respiración

En esencia lo que sucede durante una sesión de TC es que la persona accede a un nivel de conciencia y relajación muy profundos en los que a nivel corporal se activa la capacidad natural de las fuerzas que promueven la salud, y a nivel espiritual, se conecta con una experiencia de serenidad, donde todo esta “bien” y desde ahí, si es necesario algún cambio, parece que este emerge de un lugar de sabiduría.

Llevo mas de treinta años “trabajando” en el mundo de las terapias naturales y unos quince años haciendo y recibiendo sesiones a distancia utilizando solo el audio del teléfono.

Con el auge de las video llamadas aún se ha hecho mucho más sencillo conectar a distancia, y sinceramente tengo que compartirte, que en muchas ocasiones hasta me sorprende lo fácil que resulta el conectar, la profundidad a la que se accede y los beneficios que se obtienen.

Si necesitas o quieres una sesión presencial estoy a tu disposición en Elche (Alicante) si quieres una sesión online llámame o escríbeme y crearemos la ocasión. 966661933 javierdemariaortiz@gmail.com

Si buscas ampliar tu información sobre la Terapia Craneosacral te presento mi libro “Guía visual de la Terapia Craneosacral” Puedes descargarte una introducción aquí