En estos momentos en los que tanto se oye hablar de muerte y enfermedad de virus y posibles vacunas, quiero sumarme a los millones de personas que también hablan de salud y bienestar y poner el foco de la atención en que la verdadera solución a toda enfermedad es potenciar la Salud, y aún podemos ir más lejos y decir, que  potenciando la salud será muy difícil coger enfermedades, puesto que nuestro organismo esta perfectamente adaptado para reconocer tanto su medio ambiente interno y como externo y adecuarse a las situaciones de forma exitosa.

Te has parado a pensar que la palabra saludo proviene del latín “salus” que significa salud, y el verbo saludar deriva de “salutare” que significa desear salud.

Saludar = Salud / Dar

 

¿Qué te parece si para recuperar y potenciar la Salud personal y la salud social comenzamos por algo muy sencillo?  Como por ejemplo, por el saludo.

Que te parece si ahora mismo hacemos tú y yo un trato, y nos proponemos desear salud constantemente en dos direcciones. Hacia dentro y hacia afuera.

Hacia adentro es muy sencillo. Nada más levantarte agradece el nuevo día que la vida te regala y deséate a ti mismo a ti misma, que sea un maravilloso día repleto de salud y bienestar.

Hacia fuera es igual de fácil, desde el mismo instante en el que te despiertas comienza saludando a todos los que te rodean, a tu pareja, a tus hijos, a tu familia. Regalales un te deseo buenos días, y al salir a la calle, al trabajo o donde quiera que vayas, irradia esa intención de desear un hermoso día para todos. 

Hay personas a las que te sentirás bien diciéndoselo directamente, a otros puedes expresarlo internamente sin pronunciar ninguna palabra ,u ofrecerles una sonrisa serena que les recuerde que siempre hay un buen motivo para sonreír. 

¿Qué tenemos trato? ¿Nos convertimos en embajadores de la Salud?

Y vamos saludando, deseando salud a todo el mundo, quizás con un buenos días, o un apretón de manos, tal vez con un abrazo, o una mirada. 

Primero me posiciono yo en esa aptitud de agradecimiento por la vida y desde ahí, pongo la atención en lo que sí funciona, en lo hermoso, en la alegría, en la paz y desde esa sensación interna, nos convertimos en antenas que irradian eso mismo que sienten.

El mejor servicio que podría ofrecernos un bombero es enseñarnos a prevenir los incendios y el mejor servicio que puede hacer un medico es enseñarnos a estar saludables y prevenir para que no estemos enfermos, y por supuesto, si aún así se declara un incendio o una enfermedad, esperamos que estén bien capacitados para procurar resolver la situación de la mejor forma posible.

Que no se nos olvide que la mejor medicina es la que no es necesaria tomar,

que la mejor cura de una enfermedad es no tener ninguna enfermedad

y para ello una forma extraordinaria es:

potenciar la salud manteniéndola presente en  nuestra conciencia. 

No pongamos el foco en el miedo o la enfermedad sino en cuidar y reforzar la salud de manera natural, y para ello, te propongo entre otras cosas sencillas que te centres en saludar. 

Saludar no es decirle a los demás o a ti mismo palabras bonitas, es realmente situarte en ese sentimiento de querer ayudar a los demás, de querer sinceramente que les vaya bien, que se sientan saludables, tranquilos y felices, para que puedan conectar con su paz interior y disfrutar de la vida.

Ten muy presente que si lo haces de verdad, ya te estas situando tu mismo en esa frecuencia vibratoria y por lo tanto, cuando saludas,

cuando deseas salud a los demás, ya estas recibiendo el mismo regalo que ofreces y tu serás el primer beneficiado.

Y si aún así necesitas ayuda, me sentiría profundamente honrado de poderte acompañar en tu viaje de regreso hacia la salud física y el bienestar interior.

Que tengas un bonito día.

Ve con Dios

Aloha 

Salam aleikum

Namaste

Javier de María

Tel. 966661933 – Email javierdemariaortiz@gmail.com