Testimonios

Testimonios de alumnos y personas que acuden a terapia

 

Eva Cerezo notokordo@hotmail.com

Eva cerezo

La terapia craneosacral me ayudó a florecer.

A sentarme al lado de mis miedos y charlar con ellos, a darme cuenta que todo sucede para mejor aunque no podamos entenderlo, a sentir-me y aceptar-me, a confiar y respirar.

De la mano de Javier me sumergí en lo que para mí fué la oscuridad más profunda y pasito a pasito, siempre a mi ritmo, fuimos encontrando la luz.

Ahora, pasado el tiempo aún a veces tengo nubarrones, pero puedo sentir que brillo más que nunca.

 

Noelia Berrocal noebm07@gmail.com

Noelia

En las sesiones con Javier, he tenido la oportunidad de acercarme a mi misma de una forma muy profunda, en la que mi realidad cobraba una forma diferente, descubriendo un mayor sentido de la vida, una calma de mente y de corazón impresionantes. Su exquisito trato me ha ayudado a mirarme desde un profundo respeto, lo que ha mejorado cada aspecto de mi y de mi vida.

 

 

Jero Pérez de Tudela jeraisha@hotmail.com

Jero

Para mi la terapia ha sido muy buena ,sobre todo sentimentalmente. Pude dejar un trabajo familiar ,sin causarme ninguna sensación de culpabilidad. Pude llegar a encontrar esa parte de mi que me costaba encontrar. Me ha trasmitido, mucha tranquilidad, bueno y podría seguir… todo cosas buenas y armoniosas. Gracias Javier… Porque llegaste ha darme tranquilidad y serenidad con esa parsimonia de voz tan bajota y tan reposada.

 

 

José Villena Balboa   juseteyoga@gmail.com

José Villena Balboa

A mi personalmente como alumno y paciente me ayudó mucho a poner toda mi vida en orden. Y vivir de forma tranquila, alegre y feliz. Ofreciendo esta bellísima terapia a mis pacientes.

 

 

 

Juan Antonio Lardín Gonzalbez juanlardin1960@hotmail.com

 

Mi vida se va enriqueciendo cada día mas, sanar y dar bienestar a familiares, amigos y clientes me anima a absorber todo lo referente a esta terapia, en cuanto al profesor y las clases que imparte son muy claras, es paciente y muy cariñoso. Animo a que aprendáis terapia craneosacral biodinámica, sea cual sea vuestra edad.

 

Yolanda Cortes yolemar@hotmail.es

Yolanda Cortes

Mi experiencia durante mi formación con Javier de María, ha sido un proceso de descubrir EL TODO, EN TODO Y EN MI. La apertura hacia una forma natural de sanación y a la vez la apertura hacia uno mismo. La terapia craneosacral es para mi una forma respetuosa, de acompañar los procesos curativos de cada individuo, potenciando siempre la mejor opción de resolución en ese momento, guiada no por nosotros, sino por la inteligencia sanadora que sabe como, en el TODO que esta EN TODO Y EN MI…EN TI.

 

Juan Carlos Bernad Muñoz  juancarlosbernad@gmail.com

Juan Carlos Bernad

“Mi formación, como alumno de Javier de María en la Terapia Biodinámica Craneosacral, fue un auténtico descubrimiento, llego en su justo momento, me enseño a escuchar al cuerpo y a tratarlo de una forma sutil, una experiencia inolvidable”

 

 

 

ROMAN ANACABE HERNANDO  roanaka@gmail.com

ROMAN ANACABE HERNANDO

Como profesor es una persona comprometida y con una gran base y experiencia que sabe transmitir de forma sencilla y concreta los principios de esta enseñanza.

Como terapeuta he conocido el tacto y la atención delicada y cuidadosa que requiere la practica de la terapia craneosacral de las manos de un gran profesional. Atento con una escucha neutral y amorosa permite en todo momento el brotar de la salud y la esencia natural del cuerpo o sistema que acompaña. Es un honor poder compartir y aprender al lado de un profesional como Javier. Gracias.

 

Natalia Quiles nataliaquiles@hotmail.es

Natalia

“Como formador tiene una excelente habilidad para comunicar , transmitiendo la formación desde el sentimiento teniendo la capacidad de saber llegar a todos los alumnos, creando un clima de cordialidad, complicidad y respeto entre todos nosotros , ofreciéndonos todo ello con sencillez, naturalidad y humor que le caracteriza .

Mi vida ha mejorado aprendiendo a escucharme en profundidad en mi propio silencio llevándome a conocerme desde una sentida calma en mi ”

 

Aixa mariadevial@gmail.com

Aixa

Mi experiencia con la Biodinámica Craneosacral ha sido transformadora. Ahora entiendo que la verdadera realidad no tiene nada que ver con el dia a dia que vivimos, aunque este directamente ligada con la misma. Javier, inmediatamente, ha plantado una semilla en mi interior que me recuerda, a diario, de la necesidad de regarla. Es un largo camino el que nos queda por recorrer en la escucha, pero el enfoque craneosacral lo hace palpable a diario

 

 

Mª Asunción Ramírez Castillo   m.asun.ramirez@gmail.com

Asun R

Tengo la suerte de ser alumna de Javier desde hace ya algún tiempo, y no tengo más que palabras de admiración por su trabajo.

El amor que trasmite cuando enseña, hace que sea un profesor muy especial. Espero seguir aprendiendo con el durante mucho tiempo.

 

 

Miguel Jose Carbajosa migueljose54@yahoo.es

Miguel

La terapia craneosacral biodinámica es una experiencia que ha cambiado los límites de mi conciencia, como alumno de Javier he conocido como escuchar mi cuerpo desde una mirada interior, como practicante de la terapia, la cual me queda muchos años de aprendizaje, siento y escucho el milagro de la vida, el llamado aliento de vida. Javier es para mi un maestro de los que yo llamo humano y sensible.

 

 

Noelia Berrocal noebm07@gmail.com

Noelia

Un curso de Javier no pasa desapercibido por la vida de nadie!…

Tiene el don de la enseñanza y de generar motivación desde un gran respeto y delicadeza….Te enseña sin dirigirte, sin presionarte, pero provoca que no quieras parar de aprender. Te enseña a crear tu propio y personal camino de aprendizaje y a confiar en ello.

Durante las formaciones,  te sientes apoyada, ayudada. Creciendo en cada escucha, en cada técnica, en cada momento. Se adapta de una forma tan delicada y sencilla a ti, que puedes ahondar mucho mas profundo en tu experiencia de aprendizaje.

Cuando parece que no te mira , de repente, te das cuenta que ha visto en ti lo que nadie, muchas veces, ni lo que tu misma ! Y en esos momentos de duda, sólo una de sus miradas unidas a la mas sencilla explicación, y todo cobra otra forma mucho mas sosegada y significativa. (De veras, no se cómo lo hace!)

Al mismo tiempo, es capaz de mantener el grupo unido, generando empatía, compasión y un profundo respeto.  No sólo enseña técnicas y teorías, pues su refinada Humildad, Respeto y Confianza en la Vida, amplia todos tus horizontes humanos, y acabas sus formaciones con un crecimiento personal muy grande, que te capacita como terapeuta con una base mucho mas humana y  experimentada en ti misma. Javier, además, tiene una riqueza formativa y una experiencia clínica tan grande que (para mi) lo convierten en un autentico Maestro.

Sonia

hola javier! muy gustosa te puedo decir un terapeuta muy profesional con gran experiencia. Persona muy cercana cálida y sencilla con una capacidad de manejar el verbo increíble y transformarlo en poesía…un amigo con un punto ZEN…UN BESO Y UN ABRAZO MUY GRANDE

Mª Jesus

Me ayudas a poner palabras y a descubrir lo que siento en el cuerpo para entenderlo y sentirme mejor.

Integrar mis experiencias vitales

Aprendo de ti sutileza en la manera de ser y estar, sobre todo en la manera de hablar y me lo notan mis alumnos y compañeros.

R…

Lo primero que diría es que las sesiones con Javier han mejorado mucho mi calidad de vida porque me han permitido calmar la ansiedad. Para mí eso resulta clave, porque me permite afrontar las cosas de manera diferente.

A partir de ahí, lo que destaco de su forma de trabajar es la sensación de refugio que crea en la consulta: un espacio donde te sientes acogida, donde se respetan tus ritmos, tus dudas, tus dificultades, donde no se te impone nada desde fuera sino que te sientes acompañada mientras vas deshaciendo tus nudos cuando estás preparada, y no antes. Tal y como yo entiendo el acompañamiento, creo que Javier es realmente bueno en ello: nunca te da la respuesta, pero sí te ayuda a ir despejando el camino para que llegues por ti misma. Todo ello desde el cariño y el respeto, con una mirada amable y paciente. Además, me ha resultado especialmente reconfortante el tratar los problemas no analizándolos (o no sólo) sino tratando de conectar con las sensaciones. Trabajar más desde el cuerpo que desde la mente, o desde cierto equilibrio entre ambos, resulta liberador.

Para mí el trabajo con Javier ha supuesto (y supone) un crecimiento personal enorme. Lo he recomendado muchísimas veces y lo seguiré haciendo sin duda.

 

Concha

Hola Javier!

Encantada de darte mi opinión y de saludarte.

A lo largo de nuestra vida conocemos gente que merece la pena que estén siempre en ella y para mi, tu eres de esa gente.

Si tuviera que definir en una palabra mi experiencia contigo como paciente, alumna y amiga diría que eres mi Maestro.

Maestro significa : enseñanza/aprendizaje y terapia/sanación y de todo junto resulta el crecimiento y madurez personal y espiritual.

Contigo he aprendido a vivir la vida.

Griselda

Diría que de nuestros encuentros, salgo con un estado de paz profunda y con una gran seguridad en mí misma.

Es como una bocanada de aire fresco entre las presiones de la vida cotidiana.

Es un tiempo para mí, para reconectarme con todo mi Ser.

Mi experiencia es gratificante, encontré más de lo que esperaba.

Es algo diferente a lo que conozco como terapias o consultas.

 

Mª Jose

Querido Javier….primeramente darte las gracias por acordarte de mi y luego contestarte a la pregunta que me has hecho.
Particularmente y de forma subjetiva, como es el caso de un paciente que llega a tu consulta, mis sensaciones son las siguientes…
La acogida antes de entrar en la consulta es muy cálida, suave, aquietada, tranquila y trasmitiendo confianza, es femenina pero también masculina, trasmites cierta protección. Físicamente, los colores claros de tu vestimenta trasmiten armonía, no hay nada que llame la atención, es discreto. Tu aspecto corporal es de alguien fuerte que puede acogerte y al no evocar exceso de masculinidad, para una mujer trasmite tranquilidad y siendo atractivo no se remueve la sexualidad, mas bien una actitud en ti de madre-padre.
La consulta por la luminosidad y la forma de los muebles así como la temperatura es como adentrase a una cálida y acogedora cueva, como un útero luminoso.
Una vez dentro, te invade sensación de armonía y al explicar los motivos de porque se esta allí, por muy dramáticos que estos sean , es como un….no pasa nada…..todo se va a solucionar y como rápidamente conectas con lo que la persona necesita. la distancia guardada, desde mi punto de vista fue respetuosa y como con ganas de acércate un poquito mas, pero es mi percepción. El paso a la camilla es también armonioso.
A mi personalmente me fue realmente gratificante la sensación vivida y el enfoque que hiciste, me sorprendió porque llevaste la sesión a un lugar que ni podía imaginar.
Quizá, me quede con la sensación de estar controlada por un reloj, sentí un corte rápido, imagino que porque en el fondo no quieres que termine.
Un cálido abrazo

Leo

Voy a explicarte mi experiencia contigo, como paciente, el día que fui a tu consulta y espero que esto te sirva. Aunque he  asistido a varias terapias, siempre me acompaña cierto nerviosismo cuando decido indagar, decido averiguar algo mas, sobre algo que veo que me esta dañando. Con ese pequeño nerviosismo me vi entrando en tu consulta. En frente de mi veo a una persona que se presenta cercana y al mismo tiempo en su lugar. Me ayudaste a entrar en mi misma, mi sensación era de comodidad dentro de la incomodidad, que a veces, es ver dentro de uno lo que no quiere o no se permite mirar. Me diste espacio y sentí que podía hablar sinceramente, que todo estaba bien. Para mi lo mas importante sucedió mientras me ayudaste a hablar y a sacar por lo que había ido a tu consulta. Y después llevar esto al cuerpo, reconocerlo, mirarlo para poder cuidarlo, es lo que sentí en la camilla.

Un valor muy importante que vi en ti como terapeuta, para mi, es que me escuchabas. Sentí que tenía todo el tiempo del mundo para mi y además que tenía que hacer valer ese espacio, esa escucha en mi.

Mª Jesus

Hola Javier.

Para mí la experiencia contigo ha sido un proceso de aprender a escuchar mi cuerpo y a confiar. Durante años me has ayudado a aprender a integrar las situaciones difíciles y a tomar fuerza mirándolas de frente.

A veces te he recomendado a algún conocido.

A ver cómo te lo cuento, tal vez esta es una oportunidad para reflexionar sobre mi proceso.

Para mi eres un referente al que puedo acudir cuando algo me inquieta y necesito escuchar los mensajes de mi cuerpo o integrar algo.

En muchos momentos me has ayudado a ser capaz de luchar por mis sueños.

Fani

Hola Javier,
Aquí va mi percepción…
Me llegas muy cercano y me transmites confianza. Valoro mucho tu respeto y tu acompañamiento al escuchar y tu tacto al hablar.
Tu sensibilidad y tu confianza en la Vida me sosiegan. La manera en la que transmites una enseñanza tan profunda como lo es craneosacral es admirable, ya que tienes algo importante, que es la sabiduría y la paz interior, creando un ambiente idóneo para conectar y contactar con la Vida…

Susi

Bueno…yo ya te he recomendado varias veces. ¿Qué les he dicho?  que eres especial, muy respetuoso, en ningún momento se sentirán invadidos ni incómodos, si no acogidos y acompañados, que tu no les muestras las cosas, si no que haces que ellos mismos se den cuenta de lo que les pasa , para qué les pasa y cual es la solución. Y sobre todo que tu sabes sacar lo mejor de cada uno.

Iman

Como paciente a mí me has transmitido seguridad, calidez y paz. Recuerdo que algo que me intrigaba mucho era querer saber qué notabas o qué pensabas que ocurría en algún momento de la sesión, como la espera de una conclusión o “diagnóstico”; eso me hacía sentir un poco incómoda… con el tiempo me di cuenta de que no era necesario y algo que aprendí contigo o gracias a ti, como paciente impaciente, fue a CONFIAR.

Un abrazo grande 🙂

Clara

Con anterioridad yo ya había acudido a otros terapeutas, cada uno de ellos seguía un sistema diferente de trabajo del otro y, todos ellos eran y, siguen siendo, buenos profesionales. Desde luego me ayudaron mucho. Sin embargo, había algo que no acababa de encajar. Para mi faltaba algo….

No fue hasta que asistí a la consulta de Javier cuando experimenté la terapia de una forma más completa….como más llena de lo que necesitaba. Parecía tener más sentido.

A mi parecer, Javier percibe a las personas de una manea más amplia. No trabaja únicamente la parte psíquica, sino que unifica la parte mental, con la física e incluso con la espiritual. Por ello él escucha al paciente a otro nivel, de una manera más completa y no tan “parcial”.

Su actitud ha tenido mucha relevancia a la hora de hacer terapia. Es paciente, sereno y te envuelve en un ambiente de calma y seguridad.

Cada palabra que dice o acto que hace, es a consciencia. Está centrado sólo y exclusivamente en ese momento.

Me resulta de gran ayuda….sobretodo para centrarme.

Confío plenamente en él.

Dolores

Querido Javier,

Tanto si me piden opinión sobre mi experiencia, como si te quiero recomendar a alguien, cosa que ya he hecho en alguna ocasión,  digo, sin  dudarlo, que eres un magnífico profesional, en quien se nota la dilatada experiencia y los profundos conocimientos, de los que, sin embargo, jamás te he visto alardear, más bien lo contrario, que es lo que hacen los grandes como tú.

Transmites el respeto, la “distancia” y el cariño necesarios en cada momento, sin caer nunca en la falsa empatía; tu presencia es sincera y respetuosa, y uno tiene contigo la sensación de que, pase lo que pase, te cuente lo que te cuente, estará bien, será lo que tenga que ser y tu sabrás estar ahí con eso. Emanas esa seguridad, esa tranquilidad  que le hace a uno sentir que está en las mejores manos.

Además, como profesional, sé y me consta que jamás has opinado en contra de corrientes o criterios que, si bien quizá no compartes, siempre respetas, y eso te hace a ti aun más respetable si cabe.

En definitiva, eres esa serenidad dulce y firme a la vez, todo en su justa medida y cuando hace falta, y cuentas con conocimientos, criterio y sentido común para orientar y tratar con las personitas, que son de lo más maravilloso, variado y complejo que existe.

Aprovecho para darte las gracias por TI y por haberme hecho sentir LA VIDA.

Un fuerte abrazo.

 

Ada

La primera vez que llegue a la consulta de Javi, me preguntó qué me pasaba, qué me dolía y cómo me sentía, nadie me había preguntado cómo me sentía hasta ese momento. Hablamos un rato y después me tumbé en la camilla, me pidió que me relajara y que intentara centrarme en las sensaciones de mi cuerpo, que me dolía, si sentía alivio… yo notaba como iba estirando y moviéndome las partes de mi cuerpo y como se aliviaba el dolor que sentía. Hubo un momento en el que me preguntó si notaba algo en especial, alguna cosa que llamara mi atención, le dije que sentía un dolor intenso en la nuca, así que nos centramos en ello. Javi intentaba que me centrara en ese punto y le dijera por qué creía que me dolía, que intentara salir de mi cuerpo y ver ese dolor desde fuera para poder averiguar qué era lo que me producía tal sensación. Fue un momento de agobio, de intentar sacar al exterior sentimientos que ni yo misma me había dado cuenta que me hacían daño, y en ese momento sentí como si mi cuerpo se multiplicara por siete y se moviera de un lado hacia otro, mientras intentaba darme cuenta de los pensamientos negativos que estaban dentro de mí y me estaban causando ese dolor y agobio, cuando, con la ayuda de Javi, fui encaminando esos pensamientos la sensación de agobio de mi cuerpo se fue, volví en mí, dentro de mi cuerpo, era consciente de lo que me agobiaba y me encontré mucho mejor.

Si tuviera que recomendarle a alguien ir a la consulta de Javi, le diría que es un sitio donde te van a escuchar, tanto a ti como a tu cuerpo, en el que dejas atrás los agobios y te centras en ti y en lo que sientes realmente, ya que pocas veces nos centramos en lo que sentimos y mucho menos observamos lo que siente nuestro cuerpo. Me trasmite paz y tranquilidad cada vez que voy, me aconseja sin agobiarme, me hace ver que lo importante es que me sienta bien. Lo que siento en sus sesiones es como con movimientos muy suaves y calmados se tensan y se relajan mis músculos, a la vez que me relaja y libero tensiones tanto físicas como mentales.

Me gusta ir porque es un momento en el que descanso de la parte negativa y de todo lo que crea tensión en mi cuerpo, me centro en mí y en lo que siento y cuando me voy estoy más tranquila, relajada y con esperanza.